Querida incompetencia, (no) te echaba de menos.


16:15 – Bajo a coger el autobús, que pasa a las 16:20.
16:30 – Me doy cuenta de que no ha pasado el autobús, miro hacia la siguiente parada, y veo que hay uno parado allí que no ha pasado por la parada en la que estoy. Me acerco al conductor, que está fumando.

Yo: Perdone ¿El bus sale desde esta parada porque son fiestas?
Conductor: Sí.
Yo: Perfecto.

16:32 – Subo al autobús y me doy cuenta de que el conductor no tiene ninguna intención de arrancar.

Yo: Perdone ¿Este es el de las 16:20?
Conductor: Sí.
Yo:
Conductor: No no, el de las 16:40.
Yo: Uhmm, pues el de las 16:20 no ha pasado.
Conductor: Sí, lo que pasa es que ha salido desde aquí.
Yo: Ehhh, bueno, la verdad es que llevo en la otra parada desde las 16:15 y no he visto ningún autobús ni en esa ni esta… además, no había ningún cartel que avisara de que la parada en la que me encontraba, la habitual, estuviera anulada.
Conductor: Ya… no sé… lo habrán arrancado.

16:48 – Sale el autobús con 8 minutos de retraso (o 28, porque por mis cojones que a las 16:20 no había salido ninguno).

17:46
– El autobús llega a Castellón casi una hora después de su salida, cuando la mayoría de conductores tardan unos 40-45 minutos en hacer el mismo trayecto. Consecuentemente, pierdo 45 minutos de clase y el dinero que esto conlleva.

Querido conductor,

Por favor, jubílese. No le pido profesionalidad (al fin y al cabo esto es España y eso está prohíbido), pero por lo menos no sea usted inútil siendo completamente consciente de ello. Está claro que tampoco puede seguir un horario (ya lo sé, es realmente difícil y todos sabemos que el transporte público no puede regirse por algo tan nazi, es mejor que TODO sea aleatorio), pero por favor, no tarde casi el doble que sus ya de por sí lentos compañeros en hacer el mismo trabajo.

Lo ha hecho mal durante muchos años y admitámoslo: lo ha pasado genial. Pero sus días de gloria jodidendo a gente como yo han pasado, y creo que ya es hora de que entre otro inútil que, por lo menos durante unas semanas, intente demostrarle a la “empresa” que no lo es.

2 comentarios en “Querida incompetencia, (no) te echaba de menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s